TALLER DE LECTOESCRITURA

La emotividad, la expresión, la reflexión o la creatividad son algunas de las habilidades que se ponen en marcha cuando leemos o escribimos. Cuando leemos, podemos recrear la vida e identificarnos con los personajes de la historia, y esto nos permite vivir una serie de emociones y experiencias que nos ayudan a aprender de nosotros mismos y del entorno. Por otro lado, al escribir somos nosotros mismos los sujetos activos dentro de la producción literaria, por lo que entra en juego la subjetividad, la imaginación, la creatividad y, por supuesto, la expresión de pensamientos y emociones.

Este taller surge con la intención de proporcionar un espacio para el desarrollo de estas habilidades. Se plantea la lectoescritura como una experiencia alternativa, en la que no sólo se instaure la lectura como una actividad de ocio recurrente, si no que se fomente esta actividad como algo que se hace por placer y no sólo por obligación dentro de las tareas escolares. Esto es fundamental para que los niños no pierdan la curiosidad y las ganas de saber, para que así sean capaces de construir sus propios aprendizajes.

Otras grandes aportaciones de la lectura nos permiten ampliar vocabulario, mejorar la ortografía y aprender las estructuras sintácticas, mejorar nuestra capacidad de organizar conceptos, pensamientos, ideas, sensaciones, sentimientos y transmitirlos. Al leer nos vemos obligados a seguir el curso de una historia, la sucesión de ideas, a darles coherencia, a ubicar personajes y escenarios, a establecer relaciones temporales y espaciales, con lo cual desarrollamos la lógica y la agilidad de nuestra mente para establecer conexiones.

Por otro lado, más allá de los beneficios en sí de la lectoescritura, este taller está pensado desde una perspectiva social y colaborativa, por lo que los menores pueden fortalecer las relaciones con sus iguales y potenciar sus habilidades sociales. Los monitores facilitan la cohesión del grupo y la participación, creando un ambiente de inclusión y de dialogo libre entre los niños.

Para conseguir esto se han realizado algunas actividades de distinta índole, desde lecturas grupales, hasta representaciones teatrales, pasando por la utilización de música para crear ambiente o de distintos juegos de mesa que fomentan la creatividad.



Este taller está dirigido a niños/as de un mínimo de 4 años, y el grupo podrá tener un máximo de 20 niños/as. El taller se ha realizado entre los meses de Febrero y Junio, todos los Lunes por la tarde, en sesiones de hora y media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario