TALLER DE JUEGOS. 24 DE ENERO

¿Por qué me puede interesar un taller de juegos?

Cooperación y estrategia
Esa es la pregunta que se harán muchas familias antes de apuntar a sus hij@s a la actividad, dado que vivimos en una época en que gestionamos todo su tiempo libre, intentando programar y seleccionar aquellas que sean mejor para su futuro. 

Finalmente lo apuntaremos a clases de inglés, deporte, apoyo… Todo en aras a conseguir mejorar su rendimiento escolar.

Pero, ¿nos planteamos cuáles son los factores que influyen en el rendimiento? Más clases, más horas de estudio, más contenido no es la clave. 
Nos centramos tanto en el éxito escolar que a menudo nos olvidamos de otros aspectos necesarios para un equilibrio personal.  Debemos buscar un desarrollo integral: fomentar responsabilidad y hábitos de colaboración,  mejorar sus habilidades sociales, facilitar el desarrollo de sus habilidades e intereses. Todo ello conseguirá que sean más trabajadores, solidarios  y participativos, obteniendo así  satisfacción personal y equilibrio emocional.  Si partimos de estas premisas tenemos las bases para que puedan afrontar con seguridad los estudios.
Desarrollo de memoria y percepción visual

¿Qué hacemos en el taller?

1º Experimentamos con diversos tipos de juegos, los cuáles han sido seleccionados por reunir especiales características; facilitan el desarrollo de atención, memoria y concentración, así como la capacidad verbal y de razonamiento. Es decir todos ellos sirven para mejorar las capacidades cognitivas. Al hacerlo desde un ámbito muy distinto al escolar y en un contexto de diversión conseguimos mayor motivación y consecuentemente mayor efectividad.

2º Fomentamos la responsabilidad en encargos, una vez que los mayores conocen más los juegos se les pedirá que sean ellos los que enseñen a los más pequeñ@s. Aprenden así a colaborar y compartir, a tener paciencia con sus compañeros. 

3º Mejoramos las habilidades sociales, dado que las relaciones entre ell@s son el eje fundamental del taller. Esta es una de las características que marca la diferencia con otras actividades. En nuestro espacio los monitores no dirigen al grupo, forman parte de él.

4º Animamos al autoaprendizaje. A medida que van aprendiendo se les motiva para que sean capaces de aprender, sin el apoyo del monitor, en juegos cuya comprensión de las normas, a menudo, es compleja y requiere bastante dedicación.
Mejora la atención y memoria

Si además de desarrollar todas estas áreas conseguimos que se diviertan, ya estamos dando una respuesta íntegra a las demandas de las familias, en definitiva que sus hij@s crezcan y aprendan felices.  Esperemos aportar nuestro granito de arena. 
AFIM21. Atención a la Infancia, Familia y Mayores

No hay comentarios:

Publicar un comentario